viernes, febrero 08, 2013

Las dos fotos de abajo.

Las dos fotos de abajo: La primera es una que no puse en su día. De cuando pasé esos felices días en el Pirineo en septiembre. El perro y yo estábamos muy contentos.

La foto inferior es de cuando di el retiro a sacerdotes en Perú, hace unos meses. Un retiro muy dichoso, con una dicha distinta de la del Pirineo. Una dicha espiritual.

Caramba, acabo de volver a mirar la cara del perro. Qué expresión tan feliz.

7 comentarios:

  1. No creo que el perro haya quedado contento cuando te fuiste. No, de ninguna forma.

    ResponderEliminar
  2. Anónimo12:44 a. m.

    El perro tiene la suerte de tener un dueño amigo y bastante fiel

    ResponderEliminar
  3. la rosa de los vientos12:47 a. m.

    Techo de Cristo. amigo, te he dejado un comentario en el anterior post.

    ResponderEliminar
  4. Hola holaaa!!!

    Sí!!! ya me parecía que la primera era de su paseo por el Pirineo y la segunda del retiro en Perú!!! Recuerdo haber leído algo al respecto en el blog!!!

    Es que no me pierdo de leer ni un solo post del P.Fortea!!! jajajaj cualquiera diría que soy fanática... pero no me culpen... casi todos los que entramos aquí es porque somos fanáticos... o no???

    Sí, el perrito parece que estaba jugando a algo... tiene un juguete en la boca... de seguro era la pelota... tanto les gusta buscar la pelota y luego traerla... aunque mi Pelusa se queda con la pelota y no quiere darla por nada del mundo... bueno... antes... cuando le gustaba jugar... lógico... ahora ya está un poco achacosa!!!

    Besos y abrazos a todos!!!

    Dios los llene de mucha PAZ Y AMOR!!!

    ResponderEliminar
  5. Anónimo2:26 p. m.

    El techo, marta y maria, miradA, atrio.
    mismo perro con diferente collar.

    ResponderEliminar
  6. Haciendo juego con la suya Padre Fortea, ¡como captan los perros nuestros estados se ánimo!!!!
    Me ha encantado verlo tan sonriente, tan feliz! Aunque pienso que así debe estar la mayor parte de su tiempo.
    Saludos para todos,
    Diana

    ResponderEliminar
  7. Rossana1:43 p. m.

    Me encanto padre. La felicidad un fruto tan agradable de Dios!

    ResponderEliminar